Kaliman y el secreto del fuego
Contenido
Skip TOC

Article Index

  1. Kaliman y el secreto del fuego current position
  2. Estambul
  3. Mateo
  4. La maquina
  5. Constantinopla
  6. La biblioteca
  7. Solín tiene una aventura
  8. Sofia
  9. El Palacio

El misterio del fuego.

Por Javier Delgado

¿Que pasaria, si hicieramos una continuacion de la primera pelicula de Kaliman?. Oetam es solo un emisario de los extraterrestres, y su influencia en la historia puede alterar el futuro de la humanidad. No he terminado esta historia, pero tal ves si comentan, me gustaria conocer su opinion para continuar.

Prologo

Kalimán miro hacia arriba, aun faltaban varias horas antes de que el sol estuviera en el cenit, en este momento hacia frío, pero pronto empezaría a sentir el calor del medio día. Tenia rato que había tomado agua y sabia que pasaría aun mucho tiempo antes de poder tomar mas.

Tanteo sus ataduras, estaba amarrado a un gran poste profundamente enterrado en el suelo. Era una sólida cuerda de cuero que no podría romper. Los nudos eran hábiles y tal ves con el calor se harían mas sólidos. Sin embargo con un poco de trabajo podría liberarse, seria cosa de dislocar la muñeca como lo hacia Houddini y poder deslizar la mano, un simple ejercicio, pero había otros problemas mas importantes. Bajo lentamente la cabeza, no quería que los guardias se dieran cuenta de que estaba completamente consciente, prefería que lo consideraran debilitado por los golpes. Había unos 20 jinetes rodeándolo y vigilando constantemente, no había forma de disimular lo suficiente para poder liberarse sin que se dieran cuenta.

No pudo menos que admirarse de esos hábiles y orgullosos guerreros, seguramente en su sangre tendrían algo de los mongoles, guerreros nacidos casi al lomo del caballo, sólidos y nervudos, con sus instintos agudos como los animales con los que vivían constantemente, eran capaces de detectar cualquier intento por liberarse. Sin duda Shahr -i- Shokta la líder y sacerdotisa de los Tureng le había dado suficiente importancia como para dejar a tantos hombres cuidándolo, aunque no había dejado a ninguna amazona, así que tal vez no lo consideraba tan importante. Por un momento no pudo evitar sonreír al pensar en el anacrónico nombre de amazona al aplicárselo a esas mujeres, y sin embargo eran tan apropiados.

Por un momento recordó la urgencia de su misión, pero no había forma de acelerar los acontecimientos, si la hermosa Sabhan pasaba la prueba, el seria liberado, en caso contrario, seria ejecutado al amanecer, claro que no esperaría tanto, aprovechando la obscuridad escaparía y trataría de rescatarla, los guerreros estaría convencidos de que la exposición al sol lo debilitaría tanto que no necesitaría vigilancia.

Debería tener paciencia, y sobre todo conservar energías. Sin llegar al actus mortis, pues eso seria sospechoso, debería disminuir su metabolismo para evitar desperdiciar agua. Bastaría concentrarse un llegar a un nivel alfa. Podría escoger algún mantra para alcanzar su objetivo, pero tal ves seria mejor repasar los acontecimientos y revisar su extraña aventura que lo había llevado a las planicies al pie de los montes Zagros a mediados del siglo XVIII de nuestra era.

 


Estambul

Solín sonreía emocionado mientras bajaba del avión. Hace unos años ni siquiera soñaba en viajar en estas máquinas y aun sentía la emoción del viaje.

Kalimán se detuvo un momento y  en su sereno rostro moreno y sus profundos ojos azules se percibía una sombra de excitación.

Lo moderno del Aeropuerto de Estambul, era uno de los grandes contrastes  de esta ciudad, que parecía resumir en todas partes la esencia del oriente, a pesar haber sido en algún momento la capital principal de Europa.
Aun no salían del aeropuerto cuando alcanzaron a oír del canto llamando a la oración, pero el uso de altavoces lo hacia sentir anacrónico con el ambiente. Kalimán llamo Solín en cuanto localizo un transporte que lo llevara a las murallas de la ciudad.

-Solín, ¿Qué sabes de esta ciudad?.
-Kalimán, ¿no podríamos descansar antes de que comiences las clases?. Quiero verlo todo...
-Vamos , esa lección la sabes muy bien, de momento no hay mucho que ver, esta parte de la ciudad no es tan distinta de tu país.


El moderno taxi se deslizaba a dura penas por las estrechas calles donde abundaban los mercados y se ofrecían toda clase de mercancías, en estas calles Solin se encontraría casi como en su casa, tal ves extrañaría algo de su antigua vida.

-Bueno. Esta ciudad fue fundada por los griegos, hace mas de 2000 años, fue una ciudad comercial y se le llamo Bizancio, pero no fue importante hasta que el emperador Constantino la convirtió en la capital del imperio Romano y le puso su nombre, Constantinopla., hizo crecer la ciudad y la convirtió en una ciudad mas grande que Roma...

Kalimán sonrío con satisfacción al ver que su discípulo había aprendido su lección, bajo una suave hipnosis Solín había absorbido una gran cantidad de información, pero que aun no se convertía en conocimiento, para ello necesitaba usar esa información y comprenderla. Para eso serviría que conociera la ciudad, sus imponentes murallas, las antiguas ruinas, algunas destrozadas y otras aun en uso. Confiaba en que ese conocimiento eventualmente se convertiría en sabiduría. Sin embargo esa no era la razón de estar aquí.

¿Porque venir aquí? ciertamente este lugar estaba lleno de historia, pero había algo mas, un presentimiento. Kalimán sabia que no podía ignorar sus presentimientos aunque desearía que fueran mas específicos. Kalimán no era clarividente, pero esos presentimientos siempre tenían alguna base real. Ese era un tema que sus maestros siempre habían rehuido en explicarle. Alguna día.. le decían, cuando estés listo.

- ... y la ciudad estuvo a punto de caer cuando un misterioso hombre llamado Calinico apareció, dice que era un alquimista y que tenia conocimientos terribles, sus inventos detuvieron al ejercito musulmán, Constantinopla detuvo la invasión y Europa se salvo de caer en manos de los musulmanes. Pero 1000 años mas tarde, la ciudad caería y seria bautizada con el nombre de Estambul...

- Kalimán, ¿ porque la historia dice esto', como si los musulmanes fuéramos todos malos, ¿nN habría sido mejor para los europeos volverse musulmanes y ahora no se estarían peleando.?..

- Jajajaja... No hay como un niño para descubrir las grandes preguntas. Mucha de la historia que hemos estudiado fue escrita por europeos, lo cual explica mucho, pero hay mas. Cierto, si los musulmanes hubieran invadido Europa, nunca hubiera habido la edad media que resulto en casi 1000 años de estancamiento, pero el Islam habría perdido su fuerza y empuje. Se habría perdido el balance entre el cristianismo y el Islam. Y ambas religiones podrían haber desaparecido. Eso lo aprenderemos mas tarde cuando entremos en las matemáticas de la historiador, aquí en esta ciudad ocurrió algo extraño, mi maestro de análisis de historia en el monasterio se sentía muy confundido con este periodo. Y no pongas esa cara, las matemáticas son divertidas, cuando se enseñan bien, ahora continua con la historia..


Solín continuo con su relato, mientras Kalimán se analizaba a si mismo. Calinico, ese nombre resuena por alguna razón. ¿Que tiene que ver con esa ansia, con ese sentido de urgencia que lo atraía a este lugar. ?

Por fin llegaron a la primera muralla, junto a los restos de la puerta oriental de la ciudad. El chofer presumiendo su taxi nuevo,  aprovecho la oportunidad para tratar de regatear un buen precio por llevar a un visitante tan rico, y quiso ofrecer sus servicios de guía. Kalimán lo callo de manera un poco brusca, su sentido de urgencia se acentuaba, como si llegara tarde a una cita, le pago generosamente al taxista y le hizo prometer que regresaría a recogerlos al anochecer.

Caminaron lentamente, y Kalimán comento:

-Mira Solín, la resistencia de estas murallas cambio la historia. Fue la tecnología y la traición las que lograron al final derrumbarlas, mira las balas de cañón con las que fue derruida.

Apenas había comentado esto cuando Solín ya estaba corriendo a las gigantescas piedras que se habían usado como balas de cañon y grito:

-Mira son casi de mi tamaño, el cañón debio ser gigantesco, con razón solo se podia disparar tres veces al día.

En eso Kalimán sintió una mirada. se detuvo en seco y volteo. Una figura delgada que cubría su rostro con un anticuado atuendo, incluso para esta ciudad milenaria, apareció casi de la nada.

- ¿Admirando la historia mi señor? o buscando como hacerla.

Kalimán pregunto :

- ¿Quien eres, te conozco? Tu voz me es familiar.

-No me conoces, pero si a un, digamos, pariente. Llegas puntual a tu cita,

-¿cita? Me esperabas.

- En realidad no estaba seguro que escucharías, pero funciono. Ven, tengo algo importante que decirte, ven aquí.

Kalimán llamo a Solín, cuando el extraño se dirigió silenciosamente a una puerta oculta en la muralla. Estaba oculta, pero vio como el extraño tocaba ligeramente una cabeza de algo que parecía un Dragón persa. Kaliman no pudo evitar darse cuenta, demasiado suavemente, el mecanismo debería ser electrónico, nada mecánico hubiera detectado un toque tan suave...



Mateo

Ya no distinguía a su anfitrión, solo veía un túnel sumido en la penumbra, pero de alguna manera había un poco de luz, vio un portal y algunas inscripciones. Se acerco a verlas, parecía latín. Apenas había comenzado a leer al inscripción cuando vio que más adelante había algo que parecía griego. Y mas adelante, otros idiomas, cretence en lineal a y lineal b, cuneiforme, sumerio, elamita, hitita, y caracteres que recordaban a los sellos de Mohenjo Daro. Y mas adelante había inscripciones en escrituras desconocidas. Parecia que había miles de años de historia en esos muros.

- Solín apresúrate, nuestro anfitrión es a cada momento mas misterioso.

- No será una trampa

- No parece, algo me dice que debemos escucharlo.


Al final de la puerta, vio un resplandor azulado. Definitivamente hay tecnología aquí. Al entrar casi no pudo evitar una exclamación de sorpresa. Era una sala de control idéntica a la cámara de la pirámide donde yacía Oetam. y al final estaba el mismo.

¡ Oetam/Mateo !.

-No temas Kalimán, no te deseo ningún mal. Al contrario quiero agradecerte. No, no soy Mateo, aunque en cierta forma el es parte de mi. Adelante. Sean mis huéspedes.

Este ser, gemelo de Mateo hizo un gesto, y se materializo una mesa con comida y bebidas y antes de poder actuar, Kalimán y Solín estaban sentados frente al ser. Solín estaba aterrado, pero a ver la expresión de paz del ser, tan distinta de la fria inhumanidad de Mateo, se comenzó a tranquilizar y sin duda, la comida y la bebida lo atraían.

-Kalimán, te he llamado usando poderes mentales que aun tu desconoces, desde que desperté he estado observando tus hazañas y aunque no comprendo de donde has obtenido tus conocimientos, se que puedo confiar en ti, sobre todo que gracias a ti estoy aquí.

- Por favor explicate, ¿quien eres?, si no eres Mateo, ¿como debo de llamarte?. Tu no eres terrestre...

- Asi es, yo desperté cuando tu destruiste a un mecanismo defectuoso que conociste con el nombre de Mateo/Oetam. El, nosotros, somos guardianes, nuestros diseñadores han recorrido la galaxia, y encontraron que la inteligencia es frágil y esta debe cosecharse con cuidado o se malogra.

Cuando tus antepasado apenas eran cazadores recolectores, nuestros constructores vieron su potencial y decidieron que deberían ser supervisados y si hiciera falta, ayudarlos, sin que se dieran cuenta, pues de lo contrario se podría alterar su desarrollo.


Durante cientos de miles de años, Oetam, cuido de ellos, solo interfiriendo cuando algun desastre fuera de control los amenazaba. Asi logro evitar que los humanos se enfrentaran a los neandertal en lugar de que ambas razas se exterminaran mutuamente.

Pero algo paso. Durante el surgimiento de la cultura Egipcia, bajo el reinado de Khufu, Oetam era un capataz durante la construcción de la gran pirámide. Su labor era proporcionar algunas ideas de ingeniería al gran arquitecto, aparentando ser un simple aprendiz, sin que este supiera que las ideas no eran suyas. Pero ocurrió un accidente, durante la contracción, al colocar el bloque  de granito que cubriria la cámara sepulcral, este salio de control . Oetam salvo a su cuadrilla, pero el salio dañado. Ese es el cuerpo que encontraste en la pirámide escalonada.

El extraño ser, hizo otro gesto, y una copia idéntica al mecanismo que se habia destruido, se activo, y presento escenas majestuosas de la construcción de la gran pirámide de Khufu, mostrando como este ser tenia control completo de los mecanismos.

Cuando eso sucede, se crea un reemplazo, la memoria del cuerpo anterior se recupera y se activa en el cuerpo nuevo. Pero ocurrió un error. La memoria estaba dañada, al recuperar la información, la personalidad de el nuevo cuerpo quedo alterada. Los mecanismos que permitían a Oetan controlar de manera oculta su intervencion se rehusaron a obedecerlo, pues tienen mecanismos de protección que evitan que los use extraños, y en cierta manera, el ya no era el mismo.

Asi, Oetan, un ser casi inmortal, quedo varado, sin poder intervenir mas, sin poder comunicarse, y peor aun, con un defecto en su personalidad. En lugar de dejar que la humanidad evolucionara casi sin intervención, decidió que el proceso deberia acelerarse, y que el controlaría todo.

Afortunadamente, debido a que los mecanismos ya no le respondian, el tenia muy poco poder para intervenir, aunque lo hizo, en varias ocasiones logro que algunos conquistadores casi se adueñaran del mundo para crear un imperio unico en lugar de que cada cultura madurada y creara sus propias aportaciones. Tinmr Lenk, Gengis Khan y tal ves Alejandro, fueron sus creaciones, y casi conquistaron el mundo para el. Pero siempre fallaron al final, pues se rebelaron contra sus propositos.

Despues de varios fallos asi su personalidad comenso a desquiciarse y decidio activar el modulo de emergencia planetaria. Este se activa solo cuando una especie inteligente se ha salido de control. La especie es aislada y colocada en cuarentena, bajo el cuidado del guardian, hasta que este decide que puede seguir por si sola o... si necesita sere terminada..

Kaliman interrumpio su relato:

- Pero ,si el mecanismo no reconocía a Oetam, porque queria que yo lo activara, no me hubiera rechazado a mi tambien?

- No, porque tu eres un elegido. Por algunas cuestiones que no comentare, algunos seres humanos alcanzan un nivel tal que el mecanismo los reconoce como inteligencias maestras, incluso aunque no tenga los conocimientos, el mecanismo se los puede proporcionar. Tu tienes esa capacidad y Oetam lo sabia. Solo tu podías activar el mecanismo de emergencia.

- El mecanismo fue destruido, pero debo entender que hay otros procedimientos de emergencia, ¿Tu eres uno de ellos?

- Efectivamente, existen otros centros de control, cuando el segundo Oetan fue destruido y el centro de control también, yo fue activado, debido a la magnitud de la destrucción, la computadora realizo un diagnostico completo del sistema, encontró la falla en la copia de la memoria, y esta fue corregida. Tengo todos los recuerdos de Oetam, pero no su personalidad. Y por ello te doy las gracias, salvaste a tu mundo de vivir bajo la tiranía de un demente
.

El extraño, Oetam III, tomo la mano de Kalimán entre sus dos manos e hizo una pequeña reverencia de agradecimiento.

-¿ Me has llamado por esto?. para agradecerme.

-No, en circuntancias normales, esto iria en contra todo procedimiento. Si dejara que el cerebro maestro actuara, este borraría tu memoria en cuanto salgas de ahi. Pero necesito tu ayuda. Se que has estudiado las matemáticas de la historia, sabes que la humanidad se acerca a un punto critico, aun estoy analizado la situación, pues es completamente anormal. Oetan II en lugar de estabilizar su civilización, creo una gran inestabilidad, y existen varios puntos de su historia que son completamente anormales. Aun no logro completar todos los datos pero si no actúo pronto, su civilización no durara otro siglo.


Kalimán se acerco a Solín y le comento.

- Recuerdas que lo que te explique de las matematicas de la historia?. Existen varios puntos problematicos que de l desarrollo de la humanidad, que simplemnte no encajan, ahora entiendo porque. Fueron influencias externas.

Oetam aclaro:

- Desgraciadamente tienes razon. Despues de siglos de observarla, su raza aun no me deja de sorprenderme, Pueden ser angeles o demonios, tienen tanta capacidad de construir como de destruir. Si logran sobrevivir 2000 años mas, podran ver a mis creadores como iguales. Nunca habia sucedido algo asi en tampoco tiempo, pero tienen grandes posibilidades de no sobrevivir.

- Que deseas que haga, tu tienes grandes conocimientos, y también tecnología  que no comprendemos, ¿como puedo ayudarte?.

-Necesito que vayas al pasado, y busques que paso con esas anomalías, aqui en esta ciudad ocurrió algo muy grande y necesito saber si fue resultado de Oetam II. No tengo registro de eso, y sin embargo no parece haber otra explicación.

- Oetam, sabes muy bien que se puede alterar el pasado.

- Así es, pero si puedes traerme la información. Sin entender que paso en ese momento, no tengo manera de detener la próxima crisis. ¿Estas dispuesto?.


Solín , que había estado absorto en la explicación y en algunos dulces, miro a Kalimán y le comento:

-Kalimán, podemos confiar en el, a lo mejor nos quiere alejar de aquí, porque no va el? o porque no usa todas estas maquinas para acabar con la armas de todos?

-Solín, no puedo, tu mundo esta a punto de una nueva guerra mundial, no lo puedo abandonar en este momento, entiende que no puedo intervenir directamente, debo actuar sutilmente, provocando que un líder tenga un sueño, que otro hombre en un puesto clave tenga dolor de cabeza y no pueda pensar, debo susurrar en el oído de algún científico o demorarlo a otro para que no tome alguna clase. Si me revelo, inmediatamente se activara el modo de emergencia, y créeme este Oetam III sabe que esto rompería el espíritu de tu raza, y tal ves la destruiría.

Kalimán que se había quedado pensativo, comento:

- Lo haremos, te ayudaremos a evitar el desastre, por donde debemos comenzar.

Oetam se levanto de su asiento, lentamente se dirigió al centro del cuarto y una pantalla apareció, mostrando a la orgullosa ciudad de Constantinopla y al fondo asediándola, un gigantesco ejercito musulmán de casi un millón de hombres..

-Aqui ves imágenes que nuestros satélites automáticos recolectaron en la época, pero no hay muchos mas datos, normalmente un guardián detectaría un problema y mandaría mas unidades a averiguar que paso, pero no fue el caso. Solo se que aquí, apareció de la nada, un hombre con conocimientos que no son de su época. intervino y el destino del mundo cambio.
Kalimán exclamo :

- ¿Te refieres a Calinico?
- Asi es, debes averiguar de donde salió su conocimiento, si fue simplemente un humano excepcional, puedo ayudar a tu mundo, pero si fue una intervención extraña, no se como corregirlo. Averígualo....

 


La maquina.

 

Mateo paso un buen rato explicando las posibilidades y la importancia de saber quien había causado el cambio y como afectaría el futuro. Solín perdió parte del razonamiento, pues implicaba matemáticas de un nivel que desconocía, solo entendió que el Mateo demente debió tratar de que los ejércitos Arabes conquistaran todo el mundo y a su vez controlarlos. Algo lo había detenido, ¿Ese algo era parte del plan de Mateo? o ¿ había fallado en su intento?, o ¿ había habido interferencias externas?, todo eso era vital para detener el curso de la próxima guerra en oriente y el destino del mundo.

Todo parecía reducirse aun nombre. Calinico, un hombre de origen desconocido, tal ves egipcio o sirio y que había proporcionado un arma terrorífica al mundo occidental, un arma de origen desconocido cuya composición se desconocía hasta la fecha y que estaba fuera de los conocimientos de su época. ¿De donde había salido ese conocimiento?, ¿quien era el.?

Había que localizarlo, y averiguarlo, sin alterar el curso de los hechos, o sus consecuencias podrían ser impredecibles.

Mateo los podía enviar al pasado, donde investigarían, y después localizarían alguno de los centros de control donde quedarían en animación suspendida hasta regresar a esta época, no necesitarían una maquina del tiempo para regresar. Existían varios centros localizados en las cunas de las civilizaciones, Ur, Egipto, Harapa, China, y algunos otros. Solo Kalimán los podría controlar para regresar después de obtener la información, pero solo eso. No podría usarlos para intervenir.

Ahora deberían dormir unas horas pues al amanecer serian enviados al pasado. Solín se pregunto si podría dormir en eses fabuloso lugar. Parecía un lugar de fantasía, donde las cosas podían aparecer y desaparecer a voluntad. Con solo desearlo, Solín había logrado aparecer una cómoda cama. Sin embargo el sueño tenia otro propósito, Mateo les daría algunos conocimientos para poder moverse en la ciudad. Necesitarían saber los dialectos de latín y griego de la ciudad y algunas otras lenguas de la zona, además de el contexto cultural de la época. Pronto a pesar de la excitación Kalimán y Solín dormían.
Mateo, quien no necesitaba dormir, meditaba. ¿Seria sabio enviar un simple humano a esta misión?. Los humanos aun lo intrigaban, le gustaría conocer mas los planes de sus diseñadores. pero ellos estaban mas allá de su comprensión.

Llego el amanecer, aunque nunca lo hubieran sabido en ese lugar. Mateo le proporciono algunas cosas necesarias, algunos Bezantes, la moneda imperial y joyas de la época para no llamar la atención. Pero ahora el lugar había cambiado completamente. Tambien les dejo algunos paquetes con indicaciones muy especificas para su uso.
En el centro había seis esferas obscuras esferas como de un metro de diámetro, flotando alrededor de una esfera translúcida, que seria donde viajarían. La única forma de viajar al pasado era salir a otro plano dimensional y volver a entrar, utilizando lo que lo que los científico llaman una singularidad. Alrededor de la esfera central se generaría un campo de gravedad que rompería el continuo espacio tiempo, mientras la esfera interior los protegería. Solo las fabulosas energías de la maquina podrían crear algo así. Aun así, Mateo les explico que toda la noche la maquina había estado almacenando energía.
Las esferas que flotaban con un brillo azulado y ominoso eran en realidad almacenes de energía, No parecían brillar mucho, pero por alguna razón uno no podía verlas durante mas de un par de segundos, No parecían tener forma sólida, pues a ratos una ondulación como de liquido recorría su superficie.


-Es materia y antimateria, explico Mateo, he manufacturado elementos transuranidos de materia y antimateria, los uso para almacenar la energía, al unirse, se aniquilaran mutuamente y tendremos una conversión 100% eficiente de energía.

Kalimán pregunto:

- Es una fabulosa cantidad de energía, seria suficiente para destruir la tierra, ¿de donde la obtienes.?

- De lo que ustedes llaman las fluctuaciones cuánticas, cada centímetro cubico de vacío contienen energías suficiente para crear o destruir un universo. Sus científicos han comenzado a explorar esas energías, y tender que intervenir para que no sepan más, el conocimiento que ya tienen es demasiado peligroso para una raza tan joven.

-¿que harás para impedirlo?

- No te preocupes, no será nada drástico, me asegurare que algunos científicos sufran insomnio y no se puedan concentrar en este tema, haré que otros lleguen tarde a alguna conferencia importante, y otros, soñaran con algunas ideas que los desviaran en otras direcciones, así es como trabajamos normalmente.

- Y que pasaría si no lo logras.

Otean, que había estado manipulando unos controles que no parecían ser sólidos, se quedo un momento en silencio y luego se volvió a mirara a Kalimán a los ojos.


- A veces un agricultor debe eliminar las malas yerbas para proteger el reto de la cosecha... Aun no están listos.

Kalimán comento gravemente :

-Entiendo.

Oetam continuo...

-Les debo enseñar algo.

Hizo un gesto y frente a Kalimán apareció una zona obscura, con manchas centelleantes, pronto se dieron cuenta de que era un imagen tridimensional de una zona del espacio. La zona parecía en movimiento como buscando algo, y pronto en su campo de visión apareció “algo”.

Era difícil de explicar, parecía un encaje flotando pero era también algo que sugería ser orgánico. Parecía ser el esqueleto translucido de algún organismo microscópico, pero la escala sugería que era mas grande que una estrella.

Solín se acerco y pregunto. Son las naves de los diseñadores?


- No. Esos son los diseñadores. Son criaturas del espacio profundo, no les gusta acercarse a las estrellas y planetas pero saben que ahí se origina la vida y crean a seres como nosotros para investiga y estudiarlos. Para ellos los millones de años de la evolución de su especie son apenas un suspiro de su existencia.
Para ellos el ser humano apenas se diferencia de los insectos y sus pensamientos están tan alejados de los nuestros, como nuestros pensamientos están alejados de los pensamientos de un insecto, y sin embargo tienen algo en común, poseen una infinita compasión por la vida y por la inteligencia, pues saben lo rara que es.

Tal vez, en 10,000 años su raza se pueda comunicar con ellos, aunque no estoy seguro si los podrán entender. Al menos, yo no puedo, por eso no puedo pedirles ayuda directamente.


- ¿Entonces, eres completamente autónomo?

- Tengo libre albedrío igual que ustedes, pero también, tengo mi deber.


En lo que conversaban, las esferas había estado creciendo, pero ahora parecían inestables, su superficie ondeaba como si estuviera formadas por liquido, un liquido muy espeso y a al ves fluido. Ahora se notaba mas el brillo alrededor de ellas, pues comenzaron a darse cuenta de que el brillo era lo que las mantenía en su lugar para evitar que tocaran a las otras.


-Ahora , deben entrara a la esfera central. esta los aislara de todo. Incluso de la gravedad de la tierra.

Oetam, extendió su mano bajo ella aprecio un tablero de control casi inmaterial, com si fuera solo una proyección de luz.

Toco un panel y al hacerlo, al esfera central se abrió. El brillo en las esferas aumento, y de dos esferas, un par de pequeñas gotas se desprendieron y lentamente se tocaron. El resplandor fue casi insoportable y pronto bajo en intensidad, el brillo se expandio hasta formar una nueva esfera que envolvía a todo.


- Este es un escudo que me protegerá a mi y al planeta de las energías que vamos a desencadenar. Entren, pues el nivel de radiación esta aumentando, y pronto estará fuera de la tolerancia de un ser vivo.

Kalimán y Solín entraron en la esfera que se cerro y cambio de color, ahora parecía una esfera de mercurio, como un espejo perfecto que reflejaba la luz y todas las demás energías protegiendo su frágil carga. En el interior Kalimán y Solín empezaron a flotar ingrávidos.

Afuera, las esferas se empezaron a desintegrar, en forma de infinidad de gotas, y pronto el salón desapareció mientras que lo que era en realidad el núcleo de una estrella se formaba. Una esfera incandescente formada de furioso plasma rodeo a la esfera central y esta desapareció, pero poco a poco , este corazón de estrella fue reduciéndose mas y mas, mientras que el color blanco se convertía en azul y luego en ultravioleta, hasta ir mas allá del espectro visible. En cuestión de segundos la esfera incandescente se convirtió un una esfera profundamente obscura, pero lo mas extraño era que la luz alrededor de lo que ya se podía reconocer como un agujero negro, era deformada, pro el intenso campo gravitacional que se generaba.

Finalmente, disminuyo de tamaño hasta que desapareció. Oetam observaba el proceso, sabia que la esfera ahora era del tamaño de un núcleo atómico y pronto seria aun mas pequeña, hasta perderse entre las 11 dimensiones del espacio tiempo.

Ahora solo quedaría esperar...

 


Constantinopla.

 

Kalimán y Solín no podían observar nada, flotaban en medio de las mas absoluta obscuridad, pues las paredes de la esfera no permitían entrar nada. Oetam les había explicado que sentirían que pasarían menos de 3 minutos en ese estado.

Finalmente, comenzaron a sentir peso de nuevo, y las paredes de la esfera se comenzaron a disolver. vieron el maravilloso cuarto de control, pero Oetam ya no estaba ahí.

Finalmente se encontraron en el centro del cuarto de control, en el mas absoluto silencio.

Kalimán reacciono y le indico a Solín que deberían salir. Ambos permanecieron callados pues la tecnología del lugar, ahora que habían descubierto algo de su poder, los impresionaba.

Oetan habia desaparecido. Pasaron por el pasillo, y Kalimán no pudo menos que observar que faltaban algunos escritos.. todos los posteriores al siglo octavo en adelante.

Salieron a la muralla y por un momento parecía que todo estaba igual....

Pero poco apoco notaron varias s diferencias. La muralla ya no estaba derruida. podrían ver las otras murallas taras, y el foso estaba lleno de agua. El olor había cambiado, ya no estaba el olor de la gasolina, entonces Kalimán oyó algo y se dio cuenta de que ya no estaba en el siglo XX. El llamado a la oración de los altavoces eléctricos había sido substituido por las campanas llamando a misa. Ya no era Estambul la ciudad turca, ahora esta era en realidad , Constantinopla, la ciudad cristiana, capital del imperio romano de oriente.

Solín comenzó a ver los cambios, la moderna ciudad le había sido familiar, pero ahora esta antigua ya poderosa ciudad cristianan le era completamente extraña.


- Kalimán, que debemos hacer ahora, por donde comenzaremos.

Kalimán sonrío, el también estaba desconcertado, pero se sentía estimulado ante la perspectiva de visitar esta fabulosa ciudad, pero se controlo y comento.

-Sigamos el sentido común, y primero busquemos donde obtener un buen desayuno...

Se dirigieron a la puerta de la muralla, que en ese momento comenzaba a abrirse. Los barbudos guardias miraron casi sin sorpresa a Kalimán y al niño que se aproximaba, pues verían en le día a personajes mas extraños.

 

Se escuchaba un rumor de caballos y apareció una formidable compañía de caballería, pero de un tipo que Solín nunca hubiera imaginado. Tanto los soldados como los caballos se encontraban completamente acorazados, pero eran muy diferentes de las armaduras medievales, estas parecían completamente orientales y antiguas. Unos 200 hombres a caballo salieron con un rostro moreno que mostraba que provenían de algún lugar del Asia central.

-Son catafractos, son una herencia de los persas, ni la falange macedonia ni las legiones romanas lograron vencerlos. Es la base del ejercito bizantino, nunca sean derrotados en un ataque frontal.

Solin exclamo:

-Kaliman, pero son pesados, seguramente un ejercito ligero los podría supera con su agilidad y rodearlos.


Kaliman rio de buena gana,

- Solin podrias llegar a ser un gran general, efectivamente, asi es como la caballeria arabe a estado derrotando al ejercito Bizantino. Es como golpear un enjambre de abejas con un palo. No hay manera de que de en el blanco. Pero sigamos.

Un guardia de la puerta le cerro el paso. La ropa de Kaliman era oriental y se percibió cierto lujo, pero no era arabe, tal vez era un príncipe de mas alla, pero era extraño que viajara sin sequito.

-Que les trae a la la ciudad.

Kalimán le contesto :

- Que las paz sea contigo, deseamos conocer la gran biblioteca de tu ciudad y ver las maravillosas reliquias que se dice que albergan sus iglesias.

El guarida sonrio, le agradaba que unos barbaros reconocieran la superioridad de su ciudad. Pero aun asi, decidio investigar un poco mas.


- ¿Son arabes?, tu ropa es extraña.

- No , yo vengo de mas alla, de los reinos de la India cruzado los reinos musulmanes.


El guardia asintio, se sintio impresionado ante la mención de esos reinos fabulosos y los dejo pasar.

Atravesaron una tras otra las distintas murallas de la ciudad y pasaron a un mundo de leyenda. Era la majestuosidad de la antigua Roma, pero con un toque oriental de lujo y algo de extravagancia. Marmol y estatuas clasicas se mezclaban con simbolos cristianos. Pasaron cerca de un tempolo, donde en lugar de un sacerdote pagano, salian una procesión de sacerdotes cristianos, con ricas vestiduras, llevando en un palanquín una pintura ricamente adornada en oro: Un icono.

-¿Kalimán, porque se parece tanto a Roma?

-Cuando esta ciudad se convirtió en la capital del imperio romano, muchos de los tesoros de Roma y de otras ciudades romanas y griegas fueron triados aquí. Las estatuas mas exquisitas, mármoles, frisos, y bajorrelieves, pero lo mas importante, muchos de los principales manuscritos del mundo antiguo fueron traídos a la biblioteca, se encuentran ahí tesoros invaluables. Y aquí estarán a su cuidado mientras que Europa caerá en las edades obscuras. Incluso los europeos no conocerán estos tesoros directamente, sino a través de las traducciones de los Arabes.

-¿De los Arabes, pero no son los enemigos del imperio?

- Los gobiernos son enemigos pero los sabios siempre son amigos. Al menos eso espero demostrarles, para que nos permitan entrar a la biblioteca. Ahí debemos buscar el conocimiento reciente de alquimia y localizar a Calinico.

-¡¡ Kalimán, !! pero hablaste de un desayuno...

- Exacto mi pequeño Solín, ahí hay una posada, comeremos y trataremos de conseguir algunos informes.


Entraron a un edificio viejo pero en buen estado, adentro el aire cosmopolita de la ciudad salia a relucir, las lenguas de media humanidad parecían mezclarse en una alegre confusión, mientras comerciantes de Asia, Europa, y África aprovechaban el momento de la comida para sacar ventajas unos de otros.

Los divanes romanos, se mezclaban con verdaderas mesas y silla. Kalimán escogió una mesa central para escuchar mejor en medio de la confusión

Pronto pidieron algo ligero en lo que averiguaban algunas cosas de la ciudad. Kaliman examino a la multitud y para sorpresa de Sólin, invito a compartir su desayuno con un malhumorado y un tanto obeso monje que hablaba mitad griego y mitad latín y era difícil de comprender. Sólin alcanzo a entender de que hablaba de que el guardián de la biblioteca era un irascible sabio bizantino.

Kaliman le explico a Solin, que el monje había venido desde Roma a consultar unos documentos de los padres de la iglesia, pero se había puesto a discutir de religión con el guardian y pronto le prohibió acercarse a la biblioteca. Había venido desde tan lejos y tendría que regresar con las manos vacías.

Kalimán sonrío pues ya tenia un plan de acción y al información lo confirmaba. El monje pronto se cambio de humor pues Kalimán de prometio que le conseguiría el texto del concilio que le interesaba. Se presento como Lucio Vareliano, y agradeció las intenciones de Kalimán, aunque dudaba de que se le permitiera acercarse a la biblioteca. Al escuchar su nombre, Kalimán esbozo una enigmática sonrisa, que tenia un aire de travesura, pero no le dijo nada a Solín.


La gran biblioteca.


Mas tarde Kalimán y su inseparable compañero caminaban a la gran biblioteca. Era un edificio imponente, y Solín comento: -

Oíste lo que dijo ese monje, como lograras convencerlo?

-Es un problema que Oetam previo, su solución es ingeniosa, pronto lo veras... esta entre los artículos que cargamos en esta bolsa que nos dio.


Entraron a la biblioteca, dominada por un dios romano, tal ves Apolo, lo que daba una idea de que aun se consideraban romanos. Pronto vieron una antesala y a lo largo de los pasillos se veían montones de documentos, papeles, papiros, libros en un mezcla indecisa ente el orden y el caos.

La sabiduría de milenios estaba acumulada en esos pasillos.

Pronto se les acerco un hombre barbudo y mal encarado, de edad indefinida y ojos entrecerrados como topo. Solín se quedo un poco atrás pues pronto se desarrollo un acalorado debate, en que a ratos el hombre parecía estar a punto de estallar, pero Kalimán lo tranquilizaba y lo llevaba en otra dirección.

Solín se dio cuenta de que Kalimán estaba manipulando hábilmente su ego, pues menciono algunos libros que al parecer el hombre había escrito hacia tiempo. El hombre pronto pareció triste y cansado, y señalo sus ojos y luego a la gran biblioteca. Solín oyó a Kaliman mencionar algo de Nerón, un rubí y luego este saco algo de su bolsa, era un pequeño estuche que contenía... unos anticuados lentes de aro.

Antes de que el hombre se diera cuenta Kalimán le coloco los lentes, y en ese momento este quedo atónito, volteo a varios lados, tomo un viejo papiro y se puso a leer ávidamente, luego otro y otro mas, pronto estaba llorando.

El pobre hombre era miope y ya no era capas de leer sus preciosos libros, papiros y rollos, lo que lo había amargado. El hombre corrió por la biblioteca tomando uno y otro libro y luego abrazando a los sorprendidos sabios que se encontraban ahi. Kalimán entre tanto le explico a Solín que si bien ya desde la epoca romana, se conocían ya el uso de los lentes y Nerón había usado un rubí pulida como lente, eran muy caros, y no tenían calidad óptica necesaria para poder leer, a este hombre ahora le quedaban aun muchos años productivos y escribiría aun grandes libros. Su nombre era Leoncio Aspimar.

Ya mas tranquilo el hombre regreso y casi como un niño, llevo a Kalimán a recorrer sus tesoros, Solin temio verse solo, pero un momento despues Kaliman le trajo un vetusto papiro, que vio con mucha aprensión, pero afortunadamente era un libro primorosamente ilustrado, con animales fabulosos e historias fantasticas.

Kaliman le explico:

-Es la geografía de Plinio el viejo, tiene mucha fantasía, pero también información importante de los lugares que visitaremos. Te tendre que dejar solo un rato, asi que aprovecha, este manuscrito es un tesoro fabuloso.

Algunas horas mas tardes un ambriento y algo cansado Solín dejo el libro, y decidió buscar a Kalimán. Lo encontró rodeado de libros y manuscritos, que el hombre le mostraba orgullosamente. Kalimán en absoluta concentración leía y retenía los libros con su memoria fotográfica. El hombre ni siquiera se daba cuenta de que Kalimán realmente estaba leyendo todo lo que le enseñaba.

Kalimán volteo a ver a Solín, quien le hizo una señal apuntando a su estomago, Kalimán sonrío y asintió. Con un gesto apenas perceptible callo al hombre, que en lugar de tigre, ahora parecia un cachorrito.

Kalimán le dio algunas monedas a Solín y le dio instrucciones de buscar comida y una posada para pasar la noche. Tal ves Lucio le podría recomendar un lugar apropiado.

Entonces Kalimán se volteo a consultar algo con Leoncio, y este asintio, sontrio y con orgullo y cierta ceremonia, le dio un paquete con sellos imperiales. Kalimán comento:

-Es una copia certificada y cotejada del primer concilio eclesiatico, es lo Lucio vino a buscar a esta ciudad, creo que estará feliz, el no lo sabe, pero gracias al contenido de esa copia, alguna dia sera un buen Papa. Ahora ve, puedes aprovechar para conocer la ciudad, creo que para ti, es suficiente de libros por hoy.

Solín partió alegremente, había crecido en las calles y se sentía mas a gusto en ellas que en los edificios.

Vio los grandes palacios de los nobles, las ostentosas mansiones de los ricos, pero también vio las humildes casas del pueblo, aunque en esta ciudad imperial incluso también ellos disfrutaban algunas comodidades, producto de las grandes riquezas que atravesaban los puertos.


Solin tiene una aventura

Solín camino por calles estrechas y torcidas, sin embargo la gente callaba al ver sus ropas orientales. Pero pronto se tranquilizaron al ver que solo era un niño.

Encontró unos niños jugando y pronto se unió a sus juegos. Uno de los niños, que dijo llamarse Heraclio, lo empezó a interrogar sobre de donde venia con todo un aire de profesional. El niño era hijo de un guardia, y quería ser catafracto al crecer, y pronto se pusieron discutir sobre las armas. Heraclio hablaba orgulloso de las pesadas espadas y armaduras, mientras que Solín prefería la velocidad y ligereza. Pronto Solín le enseño a Heraclio su vieja honda. Consiguieron algunas piedras redondas y pronto tuvo un publico infantil al cual demostrar su puntería.

Repentinamente oyeron unos gritos saliendo de entre uno de los callejones. Solín y los niños corrieron a ver llenos de curiosidad y vieron a un lujoso palanquín. Sus portadores habían huido y los soldados de la guardia estaban siendo sometidos por una horda de gente en harapos. Uno de ellos había metido en el palanquín y forcejeaba tratando de sacar a alguien, por los gritos y exclamaciones de ira, parecia ser una mujer.

El hombre repentinamente grito al sentir el impacto de una piedra en su brazo. Volteo apenas a ver a Solín que estaba lanzando rápidamente varias piedras a los atacantes. Tres cayeron fuera de combate, y el hombre ordeno algo en un idioma desconocido, y dos de los harapientos, corrieron detrás de Solín, quien se escabullo rápidamente.

Solín vio una fachada profusamente adornada y trepo por ella. Arriba se puso a insultar alegremente a los hombres que eran demasiado pesados para trepar. Estos levantaban sus puños amenazantes y por eso, Solín pudo observar que debajo de aquellos harapos, había ropas de seda, con emblemas en verde y uno de ellos portaba un elaborado anillo que donde centellaba un rubí.

Entonces el que parecía el jefe grito, se acercaba una tropa de guardias y pronto huyeron, cargando a sus heridos.

Pronto estuvieron rodeados de soldados, y uno se acerco a la fachada apuntando aSolín con una gran lanza, mientras otro se acercaba al palanquín.

Entonces una voz femenina, joven e imperiosa, de una persona acostumbrada a mandar, dijo:

-Alto soldado, que venga ese niño aquí.

Solín bajo lentamente de la fachada, mirando con desconfianza a los soldados pero intrigado por la voz.

-Señora, exclamo el jefe de la guardia, parece un extranjero, y no debe ser siquiera cristiano, no es digno de acercársele.

-Silencio, este niño ha resultado ser mas útil que vuestra guardia. Deja que se acerque debe ser recompensado.

Solín no pudo menos que estremecerse ante el desprecio que dejo traslucir la voz. No es alguien que le gustaría tener de enemigo. sin embargo, no pudo ver el rostro del interior del palanquín, oculto tras elaborados encajes.

-Cual es tu nombre?

-Me llamo Solín, señora, soy un viajero y acompaño a mi sabio señor, Kalimán, en busca de sabiduría en su gran biblioteca.

-No pareces ser compañero de viejo monje. ¿Eres árabe?, tu ropa es extraña.

-No, señora soy egipcio, pero mi señor viene de muy lejos, mas allá de la India.


-¿Egipto?, entonces por nacimiento eres bizantino, a pesar de que se hayan separado del imperio. ¿ Y tu amo es de la india?, debe ser un viejo asceta. Toma (y una blanca y delicada mano, salió de entre las gasas que ocultaban el interior el palanquín, entregándole un anillo), los espero mañana en palacio.

Ante una orden de su jefe, los guardias tomaron el lugar de los porteadores, no sin cierto disgusto pues no era su oficio, pero ninguno se atrevió a protestar. La voz les parecia inspirar demasiado temor y respeto para objetar.

Antes de que desaparecieran, Solín alcanzo a decir...

¿Y por quien debo preguntar?

El jefe de guardias se volteo un tanto sorprendido, y le dijo ironico..

- ¿De verdad no lo sabes? debes venir de muy lejos, mañana lo averiguaras, solo enseña el anillo.

Los guardias se alejaron, y Solín examino el anillo. Este era un sello, con una figura tallada en el rubi y se estremeció al verlo, era muy semejante al que había visto en la mano de uno de los atacantes.

De pronto, un ruido en su estomago le recordó algo a Solín... Tenia hambre, los juegos y la aventura lo habían hecho olvidar, pero ahora necesitaba algo de comer. Se despidio de Heraclio, que ahora lo veia como un heroe y parecia muy agitado por decirle algo, pero al mismo tiempo reflejaba algo de temor, sobre todo al ver el anillo. Sin preguntar mas, Solin se dirigió directamente a la posada a buscar a Lucio.

Lo encontró sentado tristemente frente a una botella de vino. Pero casi se estrella contra el bajo techo de la posada cuando vio el paquete que el entrego Solín. Prácticamente repitió el mismo espectáculo que Leoncio con los lentes, corriendo y abrazando a todos los presentes. Al parecer en el fondo el rubicundo romano y el barbudo bizantino no eran tan distintos.

Solín le explico que Leoncio se lo había enviado y al principio se negó a creerlo, hasta que vio una nota, era de Leoncio y lo invitaba a entrar en la biblioteca. Al parecer ahora que ya podía ver sus libros estaba dispuesto a compartidos con otros sabios.

Solín aprovecho para contarle a Leoncio su aventura. Le enseño el anillo y Leoncio palideció.

-Un sello del imperio, solo unos cuantos de la familia imperial puede poseerlo. Te has metido en una extraña aventura. Debes tener mucho cuidado, y debes recordar algo, ningún emperador bizantino en los dos últimos siglos ha muerto por causas naturales. Pero volviendo a ustedes, esta posada no les conviene es demasiado concurrida y pronto se correra la voz de tu aventura y de la de tu señor, pero ve a la calle de la Rosa, cerca de la puerta oeste, ahí envíale mis saludos a Sofía, ella los recibirá.

El monje hizo un guiño que no tenían nada de "monjeril". Solín se despidió y fue directamente a la biblioteca, a encontrar a Kalimán. A pesar de las horas que habían pasado, Leoncio aun seguía entusiasmado enseñando sus tesoros, pero no desdeño el paquete que Lucio les había enviado, contenía pan, queso y vino. Uno de los mejores vinos de Roma.

Solín no dudo que en esos dos pronto se harían amigos. Kalimán se despidió y solo la promesa de que volvería tranquilizo a Leoncio, quien probablemente en su amargura se había distanciado de la gente y ahora extrañaba la compañía de alguien que compartía su lenguaje.

Partieron a la dirección que les diera Lucio y Solín aprovecho para repetir su aventura.

Kalimán estuvo de acuerdo, era un sello imperial, asi que parecia una buena ocasion para poder visitar el palacio imperial, antes de volver a la biblioteca.

Ya menos emocionado por su aventura, Solin recordó la razon por la que estaban ahi:

-Encontraste algo sobre Calinico?.

-No hay nadie de ese nombre, pero eso no es raro, los alquimistas casi nunca usan sus nombres verdaderos, a veces su fama les puede traer resultados no deseado y aun tengo que separar mucha fantasía de la realidad. Esta noche debo analizar toda la información que reuní, y tal ves mañana pueda hacer una búsqueda mas sistemática. Las pistan apuntan a Alejandría o a Persia, aun no lo puedo confirmar


Sofia

Kalimán y el pequeño Solín se dirigieron a la posada que les había recomendado Lucio. Ya anochecía, y conforme caminaban en dirección al oeste, el sol se reflejaba en las calles empedradas de la ciudad, mientras el cielo del ocaso se llenaba de los tonos del fuego.

Finalmente mientras aparecían las primeras estrellas, llegaron a la calle y encontraron una vieja, pero bien cuidada casa, tocaron y una vieja voz pregunto detrás de la puerta :
-.¿ Quien es?
-Dos viajeros que buscan un lugar para descansar, Lucio nos envía,"
-Ah, ¿Lucio, el latino?"
-Si el nos pidió que preguntáramos por Sofía.
-Por favor y esperen un momento, le avisare a mi señora.

Unos minutos después se abrió la puerta y apareció una mujer algo vieja, de rostro amable, ropas ajadas y ojos vivaces.

-Perdonen si no les abrimos antes, pero somos dos mujeres solas, debemos cuidarnos.

La mujer titubeo cuando vio al fornida figura de turbante en la puerta, pero la sonrisa franca de Kalimán la desarmo y los dejo pasar. Los guío a un cuarto con estantes llenos de libros, donde una joven severamente vestida, estaba sumida en su trabajo, escribiendo sobre un papiro con trazos elegantes y firmes mientras consultaba varios libros, tenia un tocado que cubría su cabellos. La severidad de sus ropas contrastaba con la belleza de su rostro, ligeramente moreno. Su hermoso perfil reflejaba su ancestros griegos. Repentinamente titubeo, como si le costara trabajo abandonar su concentración, y volteo a la puerta, disimulo rapidamente sus sorpresa, y. una dulce y serena voz los saludo.

-Bienvenidos viajeros, cualquier amigo de Lucio, el amigo de mi padre, es bienvenido en esta casa.

Al levantar la vista del manuscrito, sus ojos verdes se encontraron con los de Kalimán. Un ligero rubor se aprecio en sus mejillas al ver el rostro de Kalimán. Este comento para tranquilisarla.

-Ah. no esperábamos ser recibidos por la hermosa Helena.

La joven se ruborizo un poco mas, pero contesto con entereza.

-La belleza del cuerpo es fugaz, solo la belleza del espíritu perdura.
-Me parece que Platon nos hace a veces excesivamente severos.
-¿Como es que un extranjero conoce a Platon?
-La sabiduría no tienen fronteras. he venido a estas tierras a buscarla en la gran biblioteca de Constantinopla.
-¿Entonces ere tu el extranjero que logro domar al cancerbero de la biblioteca? .Toda la ciudad, bueno, al menos los que se interesan en la sabiduría han oído de tu hazaña .¿ Como lo lograste?. Si al menos permitieran entrar a las mujeres, yo seria feliz entre tantos tesoros.


Una mirada intensa, delato a la hermosa joven su hambre de conocimiento.

-Tiene aquí una buena biblioteca, muchos sabios tienen menos.
-Son los libro que me dejo mi padre. La mayoría ya me los se de memoria, aun hay tanto que aprender y conocer.


Kalimán miro en los ojos de la joven y recordó sus años en el monasterio, con su propia hambre de conocimiento, guiada por los monjes y satisfecha en parte con los conocimientos acumulados ahí, casi sin pensarlo decidió ofrecer su ayuda, pues percibía como la joven sentía que había hablado de mas.

-Estoy seguro de que podría conseguir algo, si me dice los libros que desea, sin duda lograre que nuestro querido cancerbero nos los preste para traer aquí. creo que tengo cierta influencia, pues en el fondo el desea compartir sus tesoros, pero estaba amargado .

La joven emitió una exclamación de sorpresa que a duras penas logro reprimir para mantener la compostura...

-Pensaba que en los países de oriente no aprobaban que las mujeres se instruyan.
- Desgraciadamente eso es cierto, pero siempre hay algunas excepciones, yo estoy convencido de que el hambre de conocimiento es tan fuerte en el hombre como en la mujer.


Esta ves la joven se ruborizo profundamente, pues sabia que incluso en esta ciudad cosmopolita, una joven instruida no era muy apreciada. sin embargo un a tos emitida la mujer le permito cambiar de tema.

-Ah si!, perdonen lo había olvidado ¿desean alojamiento? Espero que Lucio les halla explicado la situación. Somos dos mujeres y ustedes no pueden vivir aquí, pero la casa del al lado me pertenece y pueden vivir ahí. Es un pobre lugar para un príncipe como usted, pero ....

-No hay problema ese es exactamente lo que deseamos, sin embargo despues de conocerla, espero poder tener ocasión de compartir la búsqueda de la sabiduría...
.

Kalimán saco varios Bezantes, la moneda de oro del imperio, que la mujer tomo rápidamente, pues la joven no les presto mucha atención, sus pensamientos estaban muy lejos de ahí. La mujer lanzo una exclamación de sorpresa al notar que eran monedas de oro brillantes como recién acuñadas y sin recortar, lo que las hacia mas valiosas y exclamo.

-"Muchas gracias mi señor, ¿Pero conocer el valor de estas monedas?, no quisiera que luego no reclamaran...

-"Mujer, a cambio de esas monedas, esperamos a alojamiento, alimento y discreción. Y precisamente ahora estamos hambrientos...

La mujer lanzo una exclamación pues entendió que ese príncipe no deseaba preguntas y se retiro apresurara para no ofender al príncipe extranjero, diciendo..

-Nuestra comida es muy humilde, pero les traeré lo mejor que tenemos, si príncipe.
..

La mujer desapareció y la joven que tal ves soñaba con los libros que había prometido Kalimán, se dio cuenta de la sencillez de sus recursos y que seguramente lo que podría ofrecen no estaba a la altura de un príncipe. Kalimán percibió su turbación y decidió cambiar de tema. La interrogo sobre Lucio y aprendió que Lucio había sido compañero de estudios de su padre en la Academia de Atenas hasta que esta había sido disuelta por orden del imperio. Su padre se quedo sin maestros ni estudiantes y a falta de estos le enseño a su hija todo lo que sabia, incluso el nombre de la joven "Sofía", que significaba sabiduría en griego mostraba sus expectativas. Al morir su padre, Lucio se había presentado y ayudandole a administrar sus menguados recursos, la habia logrado enviar a la capital del imperio, donde su padre le habia dejado unas propiedades. Gracias a la administracion de esas propiedades podria vivir, algo pobremente, pero sin penurias.

Pronto apareció la mujer y los condujo a otra habitación donde se sentaron a la mesa para compartir una sencilla cena, la joven algo incomoda ante su pobreza se fue tranquilizando cuando a instancias de Kalimán, Solín relato algo de su vida en las calles de Egipto como un huérfano. Finalmente las travesuras de Solín como encantador de serpientes y estafador de viajeros lograron hacerla reír.

Un poco más tarde, la mujer llevo a Kalimán y su pequeño compañero a su nueva casa. Al igual que la casa de Sofía, el lugar se veía antiguo pero bien conservado. Antes de dormir Solín no pudo contener su curiosidad..
.
-¿Que bonita es verdad Kalimán?, ¿porque esta sola?, en mi país ya se habría casado.
-Ahhh Solín, no creo que existan mucho hombres en esta ciudad que aprecien a una joven mas instruida en los libros y no en las labores de la casa. No creo que tenga dinero para una dote y en esta época eso es indispensable para encontrar esposo. Y a pesar de que esos libros valen una fortuna en esta época, no creo que se atrevería a separarse de ellos.
-¿Son tan valiosos?.
-Recuerda que aun no existe la impresa, cada uno de esos libros representa meses o años de trabajo de un escriba, Sofía podría vivir un año con el precio de cada uno, su padre debió tener una posición importante para tener un tesoro así. Pero su valor material no creo que le interese. Si no se casa, y sin una posicion economica, solo le quedaria entrar a un a orden religiosa, pero sospecho que nuestra casera tampoco es cristiana sino neoplatónica.


Kalimán cerro lo ojos y le vino a la mente la imagen de la joven. Tanto su belleza como su sencillo y profundo amor por la sabiduría lo habían conmovido, hsta que una vocesita lo interrupio.

-"Kalimán, no creo que tu le exigieras una dote..."

Como contestación Solín recibió un almohadaso en la cabeza y una orden..

-"a dormir...!"


El palacio

A la mañana siguiente, una turbada mujer se presento interrumpiendo los ejercicios de Kalimán y su lección de artes marciales a Solín. En una canasta llevaba algo de comida que consistía en pan y queso y además llevaba una lista de libros que trataba como si fuera un insecto peligroso...

-Príncipe, aquí esta la lista de libros, pero no creo que debas alimentar la ilusión de una joven tan ingenua como Sofía. no creo que estos libro le traigan nada bueno. Si al menos pudiera ahorrar una dote..."

Kalimán la callo con un gesto, tomo la lista y observo con admiración que contenía una cuidadosa selección de libros de filosofía, filosofía natural y geometría. Le dio unas monedas de plata a la mujer y le dijo...

-Si quieres cuidar a tu ama, toma esto y cómprale mejor comida. Ella no lo notara, pero le sentara bien. Nosotros llegaremos muy tarde.

La mujer vio con sorpresa las monedas y salió corriendo como si temiera que estas se evaporaran,. Kalimán y pequeño compañero, salieron a la calle rumbo a la cita qeu este tenia en el palacio...

-"Kalimán , de que crees que se trate todo esto?"
-"Tengo la sospecha de que interviniste en una intriga de palacio. Debe ser una mujer de alto rango y alguien quería cobrar una cuenta pendiente. Debemos tener cuidado pues eso significa que también te has hecho de un enemigo de alto rango "


Llegaron al imponente palacio imperial. Incluso a tan temprana hora, este parecía una activa colmena. Pasaron por la gran recepción. Ya había una gran cola de personas solicitando audiencia con los diversos funcionarios de cara obesa y sin barba, vestidos con sus uniformes que denotaban sus especialidades y rangos. La gente traía pequeños regalos para acelerar sus tramites que eran recibidos con frialdad. En suma una eficiente burocracia

Kalimán observo una puerta custodiada con guardias con un uniforme muy distinto a los demás y cuyo rostro rubio parecía fuera de lugar
.
-Mira Solín, la guardia variega, son mercenarios, muchos vienen del norte de Europa, incluso algunos son vikingos, y solo obedecen al emperador y a su familia. Su lealtad es a toda prueba. Esa entrada debe ser la entrada a las habitaciones imperiales."

Se acercaron a ellos e inmediatamente les cortaron el paso. Solín enseño el anillo que le había entregado la mujer y el guardia inmediatamente se dio la vuelta y entro por la puerta. Regreso con un eunuco con un uniforme mas lujoso que el de los demás servidores que habían visto y simplemente les dijo "Síganme".

Siguiendo al eunuco, entraron directamente a la residencia del palacio imperial. Pronto llegaron a un primoroso jardín oriental con fuentes y aves de colores. Llegaron a un pequeño kiosco de lujos mármol y adornos de marfil y les indico que se sentaran y se retiro sin decir una sola palabra...

Pronto oyeron el rozar de faldas y varias mujeres se les acercaron. Todas tenían lujosos vestidos de seda, encajes, pieles y joyas. Sin embargo una de las mujeres destacaba por su presencia. Un rostro hermoso altivo y joven, con una presencia que mostraba que estaba acostumbrada a dar ordenes y ser obedecida. Una sonrisa fria que tenia por objeto ocultar los sentimientos mas que comunicarlos. Y unos ojos ligeramente entornados como aparentando un ligero desdén, pero al mismo tiempo un observador atento notaria que estaban llenos de curiosidad .

La joven hablo a sus compañeras, con una voz que se sentía procuraba ser dulce, y sin embargo no dejaba de translucir una sensación de mando.

-"Miren, este es el valeroso niño que logro mas que mi guardia personal, y veo que no viene solo. Creo que viene con un príncipe de las remotas tierras de la India."

Solín hizo una cortes caravana tratando de imitar los movimientos que había visto hacer a Kalimán en mas de una ocasión. Esto claramente impresiono a la joven pues le mostraron que no era un simple niño callejero.

-"Mi señora. Mi nombre es Solín y este es Kalimán mi maestro y compañero"

-"Si solo eres un alumno que sabe actuar con tanto valor, tu maestro debe ser .. magnifico"


La joven dijo la ultima frase en un ademan de estudiada coquetería mientras observaba el rostro moreno y de asombrosa belleza varonil de Kalimán, al igual que sus poderosos músculos y su porte principesco. Kalimán a su ves repitió la cortes caravana de Solín, y adopto un tono mas formal, pues comenzaba a sospechar la identidad de la joven.

-"Mi señora, solo somos viajeros en busca de conocimiento. Venimos de tierras lejanas mas allá de la India a conocer a la ciudad mas poderosa del mundo y los conocimientos que alberga"

La joven sonrío halagada, pero no olvido que deseaba conocer si había algun misterio detraes de esos extranjeros así que interrogo a Solín.

-¿Que recompensa deseas por haberme salvado?, si fueras mayor te ofrecería un puesto en la corte, o un titulo, pero tal ves exista otra cosa, ¿quieres dinero, riqueza?
-No mi señora, no lo hice por dinero, solo me pareció que esos hombres estaban haciendo algo malo a una mujer e hice lo que pude.
-¿A una mujer?, entonces no sabes quien soy... ¿Hubieras hecho lo mismo por cualquier otra... mujer?

Solín se desconcertó por la frialdad de la pregunta..

-Mi señora, desconozco su nombre, y sin importar quien, hubiera hecho lo mismo, así es como me ha enseñado Kalimán, saber que esta bien es mi recompensa."

Mientras que Kalimán veía satisfecho como se desenvolvía el niño, la joven miro extrañada a Solín y al misterioso hombre que lo acompañaba. Le costaba trabajo entender que alguien hiciera algo por ella sin esperar recibir un pago. Pero la cara de Solín la termino convenciendo de que podía ser cierto.

-Si es así, al menos permítanme ser su anfitriona, y tu señor, ...mmh, Kalimán, seguramente conoce tierras lejanas. Tal ves quiera compartir sus conocimiento con esta ignorante y curiosa mujer.

Realizo un leve gesto y una de las mujeres que la acompañaba salió, para regresar al poco rato con varios sirvientes quienes ofrecían apetitosos dulces y exquistos alimentos que contrastaban con la sencilla comida que les había proporcionado Sofía.

Otros sirvientes trajeron cojines y alfombras y colgaron varios brocados alrededor del kiosco de manera que pronto el lugar parecía un pequeño y lujoso cuarto. Solín miraba asombrado la eficiencia y rapidez de los sirvientes, que la joven veía como algo completamente natural. En eso se acordó del anillo y le ofreció devolvérselo a la joven, pero esta contesto.

-Consérvalo. sospecho que no será la ultima ves que nos veamos y tal ves aun te pueda recompensar, con ese anillo podras llegar directamente a mi, de otra manera los eunucos nunca te dejaran pasar por encima de ellos.

Antes de que ese dieran cuenta había en el cuarto un verdadero banquete imperial. En el fondo se escucho música y la joven comenzó a interrogar a Kalimán. mientras Solín disfrutaba de aquellos manjares y escondía algunos en su bolsa... Sus recuerdos de tiempos difíciles en Egipto, le traían la experiencia de saber que un día podía comer y otro no.

La joven indico a Kalimán unos taburetes donde se recostaron a la manera romana. Pronto Kalimán se dio cuenta de que esa "ignorante mujer" conocía muy a fondo la compleja política de su época. Tenia una buena idea de la amenaza que se cernía sobre la ciudad y cuestionaba a Kalimán de una manera tan metódica, que Kalimán se tenia que cuidar de no dar la información excesiva que tenia como un viajero del tiempo, al mismo tiempo Kaliman aprendio mucha informacion que no poseia ni Mateo, ni la biblioteca imperial.

Al terminar, la joven ensombreció su rostro con la información que le dio Kalimán. y finalmente exclamo pensando en vos alta:

-Es peor de lo que pense, sin tan solo estos estúpidos eunucos se dignaran a salir alguna ves de palacio, sabrían que existe un enemigo real y no solo sus tontas intrigas, y que cada día es mas poderoso. Mi padre debe saber esto, pero no confiara en las historias de su tonta hija...debe haber otra manera.."

Por sus palabras Kalimán comenzó a sospechar que esta "tonta hija" era un mujer bastante capaz, tal ves incluso mas capaz que su padre, El emperador del imperio romano de oriente, y el mas poderoso de esa epoca...

La mujer solicito papel y pluma. Y pronto redacto una pequeño carta que sello con un anillo semejante al que le había dado a Solín.

-La información que me has dado es casi tan valiosa como lo que tu pequeño amigo a hecho por mi. Sospecho que tu tampoco querrás una recompensa, aun así espero que me sirvas un poco mas. Toma esta carta sellada y ve mañana a la oficina de asuntos bárbaros. Habla con el general Benzias y dile lo que me has dicho. A cambio, el general contestara todas tus preguntas. No te sorprendas, los he hecho seguir y se que están en la biblioteca buscando información y creo que no es precisamente sobre filosofía. Me informan también que están en casa de la pagana, pero no creo que importe mucho... ahora debo retirarme. Nos volveremos a ver "

La joven se retiro y pronto Kalimán y Solín estuvieron solos, Kalimán estaba pensativo y finalmente Solín lo interrogo.

-Kalimán, pero nunca nos dijo su nombre, ¿quien es', parece ser alguien importante"

-Si es muy importante, es Teodosia, la hija de León I, Emperador del Imperio Romano de Oriente, y tiene una sorprendente capacidad e inteligencia. Seria una magnifica emperatriz, y sin embargo la historia no dice nada de ella...

-"Pero podría ser que se casara y se fuera de palacio o que se dedicara a sus casa o algo así. ¿Que te preocupa?"

-"No Solín, no creo que sea capaz de alejarse de aquí, siento en ella una gran pasion por su deber con el imperio, ademas recuerda que la corte de Bizancio es un lugar lleno de intrigas y la mayor parte de los emperadores murieron de manera cruel. Ella parece leal a su padre, y en esta corte la lealtad usualmente se paga con la muerte. No falta quien prefieriera ver destruido al imperio si con ello consigue algo de poder. Vamonos de aquí, debemos continuar con nuestra misión"

Kalimán y su inseparable compañero salieron del palacio, nadie se cruzo en su camino pero ambos sabían que había muchos ojos vigilándolos.

Camino a la biblioteca Solín pregunto..

-"Que vamos a hacer ahora Kalimán"
-"Debemos seguir con nuestra búsqueda en la biblioteca y mañana ver al general, y tu... tienes que seguir estudiando..."

La desilusión se mostró en el rostro de Solín y Kalimán no pude menos que sonreír ante el gesto del niño.

-"Estarás solo medio día conmigo en la biblioteca y luego ... podrás ir a jugar con Heraclio . Tengo la sospecha de que aprenderás con el cosas sobre la ciudad que no se dicen en los libros"

Solín salto de alegría, continuo caminando con paso alegre, además sabia que los dulces que había tomado del palacio le ganarían tanta importancia entre los niños, como la que había obtenido con su habilidad con la honda.

Repentinamente al dar vuelta por una de las estrellas calles de la ciudad, notaron que el camino estaba obstruido por un grupo de hombre que vestían harapos. Kalimán inmediatamente noto algo. Se movían con una soltura que delataba a gente bien alimentada. Solín confirmo sus sospechas.

-Son los mismos que atacaron a Teodosia!!!

Uno de ellos se acerco

-"Miren lo que hay aquí. Una pequeña sabandija y un perro extranjero. Tal ves nos quieran ofrecer un poco de diversión"

Kalimán se puso a evaluar la situación. eran ocho hombre. probablemente con armas ocultas. Sin embargo no parecían ser soldados. Al observar las manos de uno de ellos noto que no tenia callosidades y estaban muy cuidadas. Seguramente eran nobles mimados del palacio, eso facilitaría las cosas.

-"¿No contestas nada, perro?"

-"Que la paz sea contigo, en que puedo ayudar tan nobles señores "


El hombre se desconcertó al escuchar la palabra noble..

-"Creo que sabes demasiado, mejor te callaremos"

Saco un delgado y afilado puñal de entre sus ropas, más apropiado para apuñalar por la espalda que para entablar combate, y se abalanzo para atacar. Kalimán dio un suave giro en un movimiento básico de Tai chi y el hombre se encontró apuñalando el vacío y fue a estrellarse contra la pared. Inmediatamente se levanto enfurecido por la humillación, mientras que los demás hombres lo miraban desconcertados al ver caer a su líder...

El hombre se volvió a lanzar contra Kalimán, este dio un suave paso para atrás y el hombre se encontró de nuevo apuñalando el vacío, simultáneamente Kalimán tomo la mano con la daga, y presiono firmemente la articulación del pulgar obligando a soltar el arma, jalo rápidamente la mano hacia abajo obligando a girar en le aire al hombre que termino de espaldas contra el suelo. El hombre se levanto esta ves algo atontado, pues dos veces había atacado y dos veces había terminado en el suelo sin que el extranjero pareciera que se hubiera movido. Entonces noto que ya no tenia la daga que estaba en manos de Kalimán.

-"Espero que no se haya hecho daño, al parecer el suelo es algo traicionero, y se podría hacer daño con esta arma."

Kaliman, con una gran gentileza ofrecio el arma al hombre, este sorprendido y fuera de si dio la orden de atacar.

Sus hombres titubearon, pues no entendía que había pasado, uno de ellos decidió ir por lo seguro, y se lanzo contra Solín. Este se defendió con un poco elegante pero efectivo puntapié contra la espinilla del atacante, que cayo al piso quejándose.

Otro hombre quiso agarrar a Solín por la espalda, al inclinarse a tratar de tomarlo entre los brazos, el niño simplemente se escurrió hacia atrás entre sus piernas jalándolo en su caida con lo que el hombre dio una marometa involuntaria. Solín había recordado una llave elemental de judo de sus ultimas lecciones y la había aplicado.

Cuando volteo a ver, otros dos hombre yacían en el suelo. Kalimán no había lanzado ni un solo golpe, manteniéndose a la defensiva utilizando los suaves movimientos del Tai chi para contener el ataque. Los demás atacantes volvieron a la carga completamente desconcertados por la aparente inmovilidad del extranjero pero que había derrotado ya a tres oponentes. Kalimán estimo que era hora de un ataque contundente. El siguiente atacante fue ahora recibido por un suki de karate en el plexo solar, derrumbandose inmediatamente y poco despues su otro compañero se impacto con los otros dos, al recibir un poderoso mawuashi geri o patada circular de karate. En eso uno de los caídos saco una daga y se disponía a lanzarla, cuando una certera piedra se la arranco de las manos. Volteo a ver y vio a Solín preparando otra piedra en su honda. Eso fue mas de lo que pudieron soportar, pues ya conocian los efectos de esa honda, los hombres se levantaron salieron corriendo ayudando como pudieron a los lastimados.

-"Solín , ¿no te hicieron daño?"
-"Son unos cobardes, basto solo un par de piedras..."
-"Son nobles del palacio, y creo que nunca han estado en una pelea de verdad, deben estar acostumbrados a imponer el temor por sus influencias. No creo que vuelvan a atacar de frente. Seguramente su próximo ataque será a traición y debemos estar alerta. Creo que ellos son los que están tras la princesa Teodosia. Los emblemas verdes que se alcanzan a ver bajo su ropa reflejan una de las facciones de apostadores del gran hipodromo. Ahora sigamos nuestro camino, ya tendremos tiempo de averiguar mas."


Kaliman tomo el puñal con el que lo habian amenazado, era una hermosa pieza de joyeria,  asi que decidio conservarlo como souvenir. Finalmente los dos compañeros continuaron su camino a la Biblioteca, esperaban no tener otra aventura en dia. Al alejarse, una sombra los siguio. Traia ropas de campesino, pero se movia con un cierto aire marcial. Cuidandose de no ser observado penso:

- Mi señora Sofia estara encantada de que alguien haya puesto en su lugar a Marcius y su banda. Ya identifique a todos, pero aun no podemos actuar contra ellos, necesitamos saber quien es el cabecilla. Marcius es solo un noble mimado, alguien lo esta manejando. Este Kaliman podria ser un gran aliado.

(continuara...)


 
 

Escribir un comentario

Nos reservamos el derecho de eliminar menajes ofensivos, o spam.


Código de seguridad
Refescar

Inicio Fan Fiction Kaliman y el secreto del fuego